Windows 10 y los drivers

Cuando la reserva para Windows 10 apareció en mi ordenador debo de reconocer que me emocioné mucho, la impaciencia se adueñó de mi mente y se la espera hasta el 29 de julio de 2015 se me hizo más que eterna. Una vez llegado el día rápidamente actualicé mi Windows 8 sin pensármelo dos veces al nuevo y flamante Windows 10, y claro, como era de esperar, a las pocas horas se rompió el hechizo, y empecé a descubrir todos sus errores.

A menos que estés usando un ordenador muy potente y poco conocido en el mercado europeo ten por seguro que vas a encontrar en Windows 10 la mayoría de los Drivers que necesitas, incluso en caso concretos, puede que tengas todos los controladores directamente instalados. Por lo que he visto tanto HP,  como Lenovo o Asus, han sacado sus drivers en versión compatible con controladores de Windows 10, aun así, sí antes descargar tu nuevo Windows 10 quieres estar totalmente seguro de que los drivers no te van a dar ningún problema tras la actualización, sigue los pasos de a continuación:

Escribe en Google el nombre fabricantes de tu ordenador + Drivers, es decir “Asus F55 Drivers”. Los primeros resultados deben ser la web de  los fabricantes donde vas a ser capaz de localizar los drivers oportunos para tu PC. Si no conoce el nombre de tu ordenador, puedes escribir el código de barras que viene en la parte trasera en Google y el buscador te devolverá los mismos resultados.

Una vez que has localizado los drivers de tu modelo de PC, en la página verás una lista de drivers varios. Comprueba las fechas de lanzamiento de cada uno de ellos, es decir, sí su última actualización no es de después del 29 de Julio del 2015, significa que esta compañía todavía no tiene drivers compatibles con Windows 10, o al menos de momento. También conviene señalar que Asus y HP sacaron sus drivers para Windows 10 el 23 de Julio del 2015, tenlo en cuenta a la hora de descargar los mismos. Siguiendo con el proceso, simplemente descárgalos y guárdatelos en cualquier carpeta a mano, no procedas todavía a la instalación de los mismos.

Se puede observar la diferencia de versión entre los drivers instalados y los nuevos que acabamos de descargar, si quieres conocer esa diferencia, solo debes acceder al panel de control y a la función desinstalar programa, allí podrás observar la fecha de lanzamiento de cada uno de los drivers.

Hecho esto, simplemente actualiza tu sistema operativo a Windows 10, ya lo tenemos todo listo para ello. Tras unos minutos de espera, pueden llegar a ser horas, entra a la carpeta donde guardamos nuestros drivers y dedícate con paciencia y esmero a instalarlos todos uno a uno, reiniciando la PC tras la instalación de cada elemento. Puede parecer molesto, y seguramente lo sea, pero aun así, merece la pena estar seguro de que la nueva actualización no nos va a dar problemas con los drivers.

¿Quieres compartirlo?Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *